Si eres esclavo dale al “like”


Solo si tienes la certeza de cuál es tu situación puedes hacer algo para cambiarla.


Ese es el principio de todo, si uno como Ser sigue albergando en lo más arraigado de sí mismo, que el lugar y la función que ocupa en el mundo es la correcta, jamás hará nada por cambiarlo.

Hay un elefante en la sala y nadie parece querer verlo, nadie quiere reconocer que es un esclavo, pero la realidad es que lo es.

Quizás el termino parezca demasiado extremo, pero es el término que más se ajusta a la realidad. La noción que tenemos de lo que es un esclavo nos llega de las películas. Hombres que son obligados a trabajar a golpe de látigo, hacinados, y vestidos con apenas unos harapos, mugrientos y sudorosos.

La otra referencia cercana es la de los campos de concentración que distintos regímenes dictatoriales crearon.

Nuestro ego no soporta que le comparen con eso, y consideran su trabajo mal remunerado, una simple “situación laboral” fruto de la mala suerte o de unas malas decisiones en su pasado (hay muchas formas de echar balones fuera). Puesto que existen sindicatos obreros (¿alguien sabe para qué sirven?), convenios colectivos, normativas reguladoras, contratos, nominas…

Nadie ve en esto un circuito cerrado, algo así como un corral sin muros, al fin y al cabo no hay mejor esclavo que aquel que cree no serlo, y la gente solo ve una lucha obrera, y unos empresarios egoístas.

Es inútil seguir engañándose, lo cierto es que eres esclavo, y encima estas agradecido por tener trabajo y poder pagar la letras de tu casa, tu coche, tu smarthphone, la luz, el agua, internet, tu ropa de marca y tu comida de anuncio.

El modelo de vida occidental, es el del esclavo agradecido, blandengue y amoral, que pelotea a su jefe y pisotea a su compañero.

Estos son los esclavos que más promocionan y que mejor futuro tienen, porque no solo son esclavos agradecidos, sino que son esclavos traidores. Perfectos caniches para que acaricie el amo.

Qué clase de pueblo consiente esto, y construye su futuro regando con su sudor y su vida, una civilización basada en falsas necesidades y likes…

Este orden caerá por sí solo, por amoral y por ser un intento iracundo de destruir al Ser humano. Un Ser humano que está destinado a desaparecer por consentir.

La sociedad vacua y si valores que premia la mediocridad, y la rebeldía reprimida, nos vende la esclavitud como un modo de vida, y la depredación como el “sueño americano” del triunfo en el que solo el más fuerte logra el éxito, pero en realidad solo el más psicópata lo consigue.
Cuanta menos empatía, mejor, cuanto menos te importe tu prójimo mejor, cuanto menos moral tengas mejor, cuanto más estés dispuesto a denigrarte mejor…
Esto no termina, porque cuanto más lejos estés dispuesto a llegar para lograr el triunfo y la fama, mejor.


Aun así y a pesar de todo eres esclavo, y seguirás siendo esclavo, tu ocio seguirá siendo el de un esclavo, encadenado a esas apps, y sus notificaciones, que te dicen cuando debes entrar para “farmear” los recursos que se precisen para seguir siendo esclavo, gemas, monedas, tokens que cosechar para poder jugar a algo, que solo te mantiene más esclavo aun.

Ya no eres siquiera dueño de tu tiempo, ya que tu nuevo jefe es tu smarthphone, no pagas por respirar, pero si no haces nada será solo cuestión de tiempo, o de tokens…
De esclavo a robot, solo hay un pasito, y estas a punto de darlo.

Yo estoy harto de ser esclavo, y hare todo lo posible por luchar para cambiar mi situación, cambiar mi modo de vida, mis costumbres, mi forma de pensar, todo lo forjado por el sistema para convertirme en un elemento más del sistema.

 Ahora está en ti reconocerlo, y hacer algo, por ti o por tus hijos.

Si aún hay algo en tu interior, es tu deber.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...