Una vida con Consciencia simulada.





Un Ser consciente es aquel que pone todos sus sentidos en una acción. Cuando acometemos acciones de forma automática y programada, actuamos con inconsciencia. Tener todos los sentidos puestos en nuestra acción es muy raro, eventualmente entramos y salimos de la consciencia a la hora de ejecutar ciertas acciones. Normalmente operamos de forma automática y rutinaria, realizamos acciones mecánicas y repetitivas, y nuestro nivel de consciencia habitualmente esta relajado, por lo que es nuestro inconsciente el que realiza la mayor parte de nuestras repetitivas y aburridas tareas. Somos seres altamente creativos, los cuales, somos capaces de crear a través de nuestra mente y manipular la materia hasta hacerla formar un modelo a escala de lo que partió de nuestro pensamiento. Nuestra creatividad es infinita y plastificamos a la perfección todo lo que realizamos conscientemente.

Es relativamente sencillo analizarnos y encontrar en nuestras rutinas momentos en los que operamos de forma robótica, tanto es así, que si hacemos memoria seremos incapaces de recordar que hicimos hace días o incluso apenas unas horas. Todos los momentos inconscientes son eliminados de nuestra memoria consciente, y para retomarlos hay que recurrir a nuestro inconsciente. Nuestra mente opera desde la base de la inconsciencia, allí se almacenan las rutinas y las tareas mecánicas, todo lo que es repetitivo y no requiere de una alta atención o de una concentración elevada. Cuando aprendemos algo nuevo, ponemos todos nuestros sentidos, toda nuestra atención, lo hacemos conscientemente, grabando en nuestra mente, todas y cada una de nuestras acciones, provocando que estas, queden grabadas a fuego. Posteriormente en nuestro periodo de sueño, estas nuevas tareas aprendidas, son repetidas cientos de veces en nuestro inconsciente, grabando de forma perpetua estas acciones. Posteriormente y tras un periodo de asimilación, podrás realizar esta nueva rutina prácticamente con los ojos cerrados sin llegar a equivocarte.




Cuando trabajamos, cuando conducimos, cuando cocinamos, cuando nos vestimos o nos lavamos, cuando realizamos las múltiples tareas, las hacemos de forma automática, casi robótica. Extrañamente tenemos asumido que nuestro estado de inconsciencia es nuestro estado natural de consciencia, es por eso, que somos incapaces de distinguir ambos estados. A su vez es muy difícil para un ser que opera casi en la totalidad de su día en la inconsciencia, reconocer la diferencia, y tratar de vivir conscientemente con todos sus sentidos enfocados, aunque se esforzara en ello, las rutinas repetitivas y poco creativas hacen que la consciencia se desconecte automáticamente. Le damos tanto valor a esas rutinas, le damos tanta importancia a la seguridad de conocer el futuro a corto plazo, tanto, que nuestra próxima acción esta medida, calculada y programada, así que nos es agotador realizar cualquier mínima acción de forma plena y consciente. Operar así, nos deja agotados y virtualmente enfermos, por eso nos traumamos cuando cualquier rutina se rompe, por eso tenemos miedo al cambio, por eso no crecemos y no evolucionamos. Nos negamos la necesidad de exploración y evitamos salir al terreno inhóspito y consciente, en entornos que nos obliguen ser creativos, despertar todos nuestros sentidos y trabajar con lo que percibimos e identificamos a través de ellos.

Estamos despiertos, vemos, oímos y percibimos a través del tacto, sentimos frío o calor, percibimos el dolor y la presión, todos nuestros sentidos están trabajando y mandando señales a nuestro cerebro, pero este los identifica con un patrón rutinario y no necesita desconectar el piloto automático. Operamos empujados por la costumbre, nacemos, crecemos y vivimos finalmente de este modo, solo nos dejamos llevar por la corriente y esperamos no encontrar ningún obstáculo en nuestro fluir mecánico, pero es una ilusión ya que nos movemos por las alcantarillas del sistema, realizando labores robóticas que nos impiden fugarnos de esos subterráneos. Mientras nuestro cuerpo vive inmerso en lo repetitivo de lo cotidiano, nuestra mente divaga entre el pasado y el futuro, lo que fuiste y lo que podrías ser, mezclado con las rutinas programadas en el ayer y el mañana. Tu inconsciente trabaja en lo mecánico dejando a tu consciente realizar las tareas complejas, pero este, se haya perdido en lo posible y lo capaz, dejando el ahora ausente, vacío.

Estas tan emborrachado de rutina y de programas, de costumbre y tradición que salir de ese pozo, te embriaga de pereza y prefieres continuar buceando entre cañerías, que buscar un desagüe y liberarte. Continúas por que sabes que el resto también continua, casi por tendencia, y la imposibilidad de salida es la que te creas para amortiguar tu conciencia y seguir en tu propio engaño. Al final tu vida no es muy diferente de la de un pez en una pecera, nadando en círculos, sin posibilidad de salir, sin posibilidad de eludir ese entorno artificial, negándose la libertad que esta tras el cristal. Esa falsa zona de confort, esa falsa sensación de seguridad, en realidad es una jaula y no saldrás de ella hasta que no se construya en ti un ser consciente. Evidentemente, no se puede abandonar la inconsciencia mecánica en una sociedad que exige una inmersión robótica de nuestra rutina, diseñada para la producción masiva de recursos ilusorios, metas, estatus, clase y razón social, es francamente imposible huir sin arrastrarte a la exclusión, así que en tus leves momentos de consciencia, acabas abrazando desesperadamente la esperanza de un cambio milagroso que no llega por pura inacción.

Invito a que vayamos metiendo esas rutinas diarias en una burbuja y empecemos a poner en nuestro día, un breve periodo de consciencia, un pequeño espacio de libertad en el que fabricar lo imposible, una acción creativa que combata el sistema desde el lugar donde no hay élite, ni engranaje que opere en segundo plano, un lugar consciente donde nuestra conciencia trabaje de forma revulsiva, resistente y revolucionaria, una rutina consciente para combatir la inconsciencia de la rutina, de la pasividad, de la robótica inhumana. Un minuto consciente tiene más poder que toda una vida de inoperatividad, no cejar en el empeño, y no esperar cambios a corto plazo, para elevar la consciencia, es necesario sacarla de ese armario mental en el que está guardando polvo y  empezar a usarla, de lo contrario lo único que elevaras será tu condena.



14 comentarios:

  1. Hola, Rubén. Lo que dices es muy cierto, de hecho todo el sistema está diseñado para evitar que te hagas totalmente consciente y ese diseño comienza a aplicarse desde la más temprana edad. ¿Cuántas veces no le hemos dicho a nuestros niños: "Oye, no hagas eso, no te vistas sobre la mesa, no saltes sobre la cama, no comas con las manos, no hables, no te rías, no alborotes, no brinques, no corras, compórtate porque nadie te va a querer, vas a ser el hazme reír de todos, en la familia no hay payasos... etc., etc., etc?". Todo es un condicionamiento límite de la consciencia para cortarte las alas de la creatividad y para que te dediques a alimentar al sistema, no para que lo desmontes porque si eso intentas tendrás que pagar un alto precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Onaira. Efectivamente toda la educación esta basada en programas, rutinas, y mas programas y rutinas. Los mismos docentes y los pediatras recomiendan docilizar a los niños poniéndoles rutinas así que es complicado luchar contra eso, solo puedes esperar que el control que somete el sistema no lo adoctrine demasiado y alimentar su sentido critico poco a poco para que se cuestione todo lo que le ofrece el sistema.

      Eliminar
  2. Ruben, esto sonaria a offtopic ya que no tiene nada que ver con este articulo, anoche intento recordar un "sueño" sufri un susto al caerme de la cama al moverme por el lado equivocado y de bruces no logre acordarme de nada del sueño es como si me lo hubieran borrado, es la primera vez que me ha pasado. Esto te ha pasado alguna vez de esta forma? Me lleve un cabreo de la ostia, solo recuerdo que me senti raro en el sueño.

    O en plan paranoico puede que alguien me este saboteando mis visiones. No se, voy a investigar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nacho.

      Es curioso, pero no nos pongamos paranoicos, ya que aunque raro puede que no hubiera algo exogeno al hecho de que cayeras o se te olvidaras el sueño, es normal olvidarlos estamos programados para que olvidemos, de hecho olvidamos mas de lo que debiéramos incluso estando en vigilia, es algo que es muy dificil controlar.

      De todas formas sigue investigando y apuntando tus sueños, aveces no sacara un significado, aveces olvidas y otras das con lo que necesitas... de momento es lo que tenemos, pero a pesar de todo progresamos, eso es lo que cuenta.

      Animo.

      Eliminar
  3. Hola Ruben. Tienes razón en tu artículo, pero creo q para muchos de nosotros, esa cárcel mental quedo lejos de nuestra realidad. De la misma forma que nos imponen, nosotros los que buscamos la verdad entre líneas, salimos de este estatus social, en el que ya no nos sentimos identificados. A mayor consciencia, mayor es la red de ampliado visual, a través del cual cambiamos esos paradigmas.
    La libertar y el libre albedrío, nos demuestra la direccion a seguir, si nuestro corazón late en dirección opuesta, a esos estados de consciencia simulada.
    Es cierto, que en ciclos de nuestras vidas hayamos podido vivir así, aun de esta forma nos sirvió, para ser quien somos ahora...
    Gracias, por el articulo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón que muchos salieron, pero aun quedan muchos por salir y es para ellos, para los que va esto, no puedo evitar mirar atrás y ver que aun quedan muchos que aun creen que lo que viven es real, así que desando mi camino y trato que aquellos que llegan aquí tengan también un punto de partida que les ayude, se que hay gente que esta llegando aquí y no tiene los conocimientos que puedas tener tú, yo o muchos de los que participáis aquí, así que no podemos limitarnos a mirar desde arriba, ahí que bajar y ayudar, esa es mi intención.

      Un saludo y gracias a ti por aportar.

      Eliminar
    2. Lo encuentro genial Ruben, y es importante que los que siguen detrás, se quiten la venda de los ojos... Todos colaboramos para que así sea. Aunque la densidad o comididad de sus experiencias, les impide ver con claridad....

      Gracias Ruben..

      Eliminar
  4. Vengo del blog de Oriol y deseo dejar la misma reflexión que acabo de dejar en su mismo espacio. Se trata de que entre todos podamos evolucionar y empecemos a tomar consciencia de la vivencia de nuestra experiencia del Yo, que empecemos a sobrevolar esta realidad entre todos o no habrá forma de salir de esta telaraña que hemos creado colectivamente. A Naxo, decirle que no le de más importancia al sueño que tuvo y no puede recordar, creo que todos en algun momento hemos tenido vivencias desagradables similares. No identificarse con esa sensación es la mejor estrategia que puede utilizar.

    Este es el comentario al que hacía referencia en respuesta a la exposición de Oriol:

    "A lo largo del proceso de crecimiento interior y de la comprensón de dichas dimensiones espaciales nuestra percepción de la realidad cambia. Y lo hace de forma natural e inclusiva en donde lo que hasta entonces habían sido fragmentos dispersos y sin conexión de nuestra experencia, pensamientos fragmentados de un ego personal, ahora hay conexión con un ego superior o Yo en proceso evolutivo hacia la experiencia de un Yo o experiencia final pura. Cambia de vibración, se eleva una tonalidad y es lo que se refleja en eso que denominas la vivencia de la tercera dimesión dentro de la cuarta (3 dimensión + 4), es decir, un ego consciente de la tercera dimensión cuya mente habita dentro de la cuarta. El paso de la cuarta a la quinta todavía continuará siendo un misterio hasta que nuestra experiencia personal y colectiva no recorra toda esa 4 dimensión y tome consciencia de sí misma. Nada misterioso ni esotérico hay en ello y de ello te das cuenta cuando consigues traspasar de una a otra a través del proceso consciente. La conclusión e idea que deseo transmitir es que en todo ese proceso no es necesario adoptar una actitud depredatoria, es más, cuanto se vive y se experimenta de verdad ya no es necesario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy bien My, te doy toda la razón. Gracias por la exposicion, nunca mejor procesada. Es un placer, sentir como a nivel vibratorio, encontré a alguien mas cercano, a mi visión de realidad. Todo proceso evolutivo, se representa en la experiencia de aprendizaje, que sintetiza nuestras consciencias, en un orden aparente de dicha realidad.
    Gracias My.....

    ResponderEliminar
  6. Gurdjieff y Ouspensky se obsesionaron con este tema, y no lograron gran cosa, al final es luchar contra nuestra propia biología, muy difícil estar consciente 24 horas, aunque si les sigue interesando de una forma honesta y realista de acuerdo a nuestras posibilidades recomiendo el bestseller llamado: ''el poder del ahora'' en internet pueden encontrarlo gratuito fácilmente, solo necesitan acceder a google y teclear las palabras mágicas.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el pensamiento de Ecckart Tolle y es un buen manual para aplicar a nuestras vidas, pero soy de la opinión que el conocimiento también nos hace libres y que la mente no es algo contra lo que se tenga que luchar, ya que forma parte de la realidad de todo cuanto nos rodea, lo mismo que nuestro cuerpo físico y emocional. No, no es posible buscar nuestro Ser en la Mente, pero ¿qué cosa no es Mente? El ahora es Mente también, lo mismo que quedar fijados en las palabras de un libro o en la experiencia iluminada de un autor. La Mente tiene formas muy sutiles de manifestación, por eso es importante conocer sus propios movimientos y procesos y traducirlos en experiencia personal y colectiva. Pero hay una cosa que me ha gustado especialmente de tu comentario, acercarse al Ahora atemporal de manera honesta. Y añadiría que desde cada uno de los aspectos y estructuras que configuran nuestro ser, integrándolos y no negando su existencia.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Comenta si lo deseas, respeta siempre las opiniones de los demás. Como administrador podre moderar si encuentro algún comentario fuera de tono o que considere irrespetuoso.
Por defecto se eliminara los comentarios que incluyan SPAM

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...