Los elementales de la creación.








La creación se divide en dos grandes parcelas, una es la física donde la materia se expresa y la otra es la nada donde el vacío es su hábitat. Tanto la materia como el vacío están compuestos de unos elementales, una formas de expresión por las cuales al ser combinadas entre si forman el tejido de la realidad física universal. Cuando hablo de elementales no me refiero a espíritus de la naturaleza o similares, esto es otro tema, por elementales me refiero a los elementos que forman la base de lo creado. La materia esta formada por tres elementos y el vacío esta formado por otros tres. En el tema elemental que forma la materia, se nos ha enseñado siempre que eran cuatro los elementos, pero esto es un error, la tierra, el agua, el aire y el fuego, no son los cuatro elementos, en realidad sobra el fuego, que no es un elemento perteneciente a la creación, la inclusión de este elemento es fruto de una manipulación mas para crear confusión.

Veréis, los tres elementos básicos tierra, agua y aire, están relacionados con los tres estados de esa misma materia, sólido, líquido y gaseoso. En la creación del universo, podemos encontrar orbes de roca, orbes de agua o hielo y orbes gaseosos, pero ninguno de fuego, no existe ningún elemento en la creación basado en el fuego, porque el fuego no es una materia elemental, así de sencillo. El fuego precisa de la combinación de dos elementos para sobrevivir (aire y tierra) y un solo elemento para desaparecer (agua), los elementos como la tierra, el agua o el aire son indestruibles, se trasforman, pero no desaparecen, que es la cualidad que tienen la base elemental de la creación. Una vez desterrado el fuego como un elemento, tenemos la materia con estos tres componentes como base, pero para que esta se sustente necesita los otros tres elementos que forman el vacío.




El vacío esta compuesto por tres elementos energéticos que lo forman y son esenciales para que la vida material se sustente y cobre vida. La luz, la vibración o sonido y el tono, son los elementales que conforman el vacío. La luz parece el mas común y fácil de asimilar, todo en la creación irradia luz, todo lo creado o emanado de la fuente, tiene luz propia, esta luz también se ha relacionado con el alma, la vibración es la base por la cual la materia cobra densidad según su frecuencia, y se mantiene viva, latiendo constantemente a diferentes frecuencias, y el tono es el ultimo ingrediente a la hora de tomar forma a la materia, creando distintas texturas de gravedad, color y matiz que necesita la expresión física para crearse. Estas tres formas de energía combinadas en el vacío, crean los tres segundos elementales materiales según su frecuencia, en luz, vibración y tono. La ciencia por lo general, ha sustentado todos sus avances en lo físico y en la combinación de los tres elementos materiales y en cambio la espiritualidad se han centrado en las energías que conforman el vacío obviando las materiales, la perfección de lo creado se consigue con la aplicación de ambas formas de energía.

El cuerpo humano es un claro ejemplo de cómo funcionan estos elementos para la creación de la vida. Somos materia y somos vacío, y estos elementos se combinan entre si para formar la base de lo que somos. Somos tierra, nuestros cuerpos lo forman una gran cantidad de minerales que constantemente tenemos que reponer, somos agua, nuestro interior es agua en un porcentaje altísimo, somos aire, sin oxigeno recorriendo todos nuestros órganos no podríamos sobrevivir, pero también somos vibración nuestro cuerpo esta en constante vibración, latimos y esos latidos no solo reparten la sangre, si no que la energía que somos es emitida también de ese modo, somos luz, aunque esta no sea tan perceptible a los sentidos, irradiamos todo con ella y somos tonales, y con tonal no me refiero a la raza, si no que nuestra energía tiene un tono muy definido, un carácter propio, personal e individual, como lo pudiera ser la voz o las huellas dactilares, que lo hacen único. Ese tono variara según estemos en determinada frecuencia con nuestra luz y nuestra vibración. Las personas que pueden ver el aura lo entenderán perfectamente, ya que nuestra luz cambia de tono según varíe nuestro estado emocional, por ejemplo.

Si este modelo lo extrapolamos a todo lo que nos rodea, nos daremos cuenta que esos seis elementos son que forman la base de las tres densidades mas bajas o mas densas, son la arcilla que mantiene la creación, es a fin de cuentas ese barro bíblico del que salio el Adán. Estos seis elemento son los que forman la materia, por eso el 6 ha sido siempre relacionado con el materialismo por eso la triple combinación de esos elementos son los que dieron forma al hombre, por eso se dice que el 666 es numero de hombre, por la triple combinación de esos elementos que dieron abrigo a la conciencia humana. Aquellos que nos desprecian nos llamaron bestia y nos tratan como a tales, por eso quedo reflejado que es el número de la bestia, pero no somos bestias, tenemos alma y somos conciencia, al igual que el resto de los seres que nos acompañan, ya sean animales o vegetales. El temor de esos dioses manipuladores hacia nuestra divinidad, fue lo que provoco que tiñeran nuestra expresión de la conciencia como algo diabólico y maligno, y hemos crecido en la disociación constante huyendo y temiendo ese elemento diabólico que éramos nosotros mismos.

El hombre y la mujer expresados como formas de conciencia divina han sufrido constantes manipulaciones y tergiversaciones en sus orígenes, mentiras con las que perdernos y no consiguiéramos dar con lo que somos, para tomar por derecho esa cúspide de la pirámide, desde donde podríamos ver toda la verdad de lo que somos y lo que seremos. No conseguiremos saber quienes somos, si no sabemos antes que somos, que forma parte de la creación y que elementos forman parte de nuestra forma de expresión física. Una vez comprendamos como estos elementos se combinan y toman forma en el tejido de la creación, no podremos dar los siguientes pasos en la dirección correcta. Esto que parece algo básico y primario, jamás se le otorgo al ser humano la posibilidad de acceder a este conocimiento. Se nos dio la mitad de la información y se le añadió un falso elemento con el que mantenernos confundidos hasta hoy.

Luz, vibración, tono, tierra, agua y aire, son los elementos que forman la base de todo lo creado, esto es algo que se tenía que aprender en las escuelas es el conocimiento básico para entender como se forma la materia que viaja por el universo. 7 notas primordiales, 7 colores básicos y 7 espectros lumínicos, que crean en sus múltiples combinaciones la expresión física que tocamos. Esto es quizá muy básico, pero sirve como ejemplo para hacernos una idea de cómo esa alta gama de combinaciones dan como resultado lo que somos y lo que nos rodea, como la expresión “somos uno” cobra sentido al comprobar que todo forma y se emana partiendo de una misma base elemental.




6 comentarios:

  1. ¡Genial tu artículo! Sigamos desmontando paradigmas. Hoy entra Saturno en Sagitario y estará activo por dos años y pico. Buena época para destrozar ideas, filosofías, dogmas y creencias hasta ahora bien asentadas, como esta de los cuatro elementos en Occidente o los cinco elementos en Oriente.

    ResponderEliminar
  2. Buenisimo articulo, por Dios porque nos trasmiten conocimientos equivocados ,nunca llegaremos a la verdad si partimos desde la ingnorancia de nuestro propia materia.¡Gracias.!

    ResponderEliminar
  3. buen artículo. Pero donde colocas el fuego?, está en la naturaleza, en los volcanes, en los relámpagos, en la electricidad, en la energía kundalini, en nuestro sistema nervioso,
    Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fuego no es un elemento natural, no lo encuentras en la naturaleza como el agua o los minerales, los volcanes son roca a alta temperatura, los rayos parten del agua y nuestro sistema nerviiso funciona gracias a que somos agua en un porcentage altísimo. No hay fuego si no hay reacción elemental, un elemento natural se transforma no se destruye, el fuego desaparece ante el agua por tanto no es un elemento.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Buen artículo, pero no cuadra lo que del 6 pasen al 7. Además el fuego en sí no es un elemento, pero sí es el que genera el cambio. Cuando Prometeo robó el fuego del cielo, lo hizo para cambiar a los hombres, para que dejaran de ser animales y se convirtieran en hombres pensantes. Lo mismo que fue utilizado para purificar los elementos, de hecho el cocinar la carne, en sus inicios, era simbólico. La carne era cocinada para matar las impurezas de la muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no tiene nada que ver 6 son los elementos, lo del 7 son las escalas de matices en cada elemento, que a su vez se dividen en octavas... creo que es bastante sencillo.
      El fuego es un transmutador, la materia transmuta al pasar por el fuego punto, eso simboliza, como el ave fénix, etc, etc...

      Eliminar

Comenta si lo deseas, respeta siempre las opiniones de los demás. Como administrador podre moderar si encuentro algún comentario fuera de tono o que considere irrespetuoso.
Por defecto se eliminara los comentarios que incluyan SPAM

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...