Telepatía : Comienza a comunicarte con todos tus sentidos.






Dentro de las grandes capacidades que se encuentran ocultas en el ser humano, la telepatía es una de las que mas nos llaman la atención. La telepatía es la capacidad de comunicación entre dos o mas seres empleando únicamente la mente como medio de transferencia, si emitir sonido alguno, sin señas, solo de una mente a otra mente. La telepatía que podemos experimentar actualmente se encuentra solo en su capa más básica, dentro de las cuatro categorías que existen. La telepatía que ocasionalmente se despierta en nosotros es la del tipo sensorial, es aquella que activa en nosotros sensaciones, sentimientos, certezas que nos dicen que algo a ocurrido, es la que te hace llamar a una persona, sin saber por que, es la que te hace mirar a otro afín a ti y te hace saber sin palabras como se siente o en que piensa.

Normalmente no somos conscientes en que grado tenemos activa nuestra telepatía, ni siquiera nos atreveríamos a llamarlo así. Los físicos quánticos ahora están empezando a entender los mecanismos que hacen que dos células separadas por kilómetros estén en permanente contacto y lo que le suceda a una, la otra lo somatiza y le influye sin importar la distancia. Esto es un ejemplo claro de cómo todos los seres estamos conectados y somos una misma cosa, un pez en un inmenso banco de peces. Lo común y aceptado es el vínculo telepático sensitivo entre una madre y un hijo o entre gemelos, estos vínculos de unión tan fuertes provocan que la comunicación telepática sea muy sensorial, en muchos casos, la madre siente lo que siente su hijo o un gemelo percibe perfectamente lo que siente el otro.






Esto a groso modo puede llegar a tener, para muchos, cierta explicación lógica y no van a ver nada paranormal en ello, y es lógico pensar así, por que realmente este tipo de comunicación no es ni mucho menos paranormal. La telepatía es la comunicación por excelencia, es el modo correcto y puro de traspaso de conocimiento entre seres, ya que no existen confusiones en el enlace mente a mente, ya que gracias a este idioma universal, da igual de donde procedas para poder comunicarte y poder entenderte. Existen tres modos más, dentro de las formas de comunicación telepática, aparte de la sensorial. Tras la telepatía sensorial, por la cual transmitimos nuestros sentimientos a otro ser, estaría la visual, dentro de la cual podríamos comunicarnos mediante imágenes y símbolos, los cuales le seguirían la telepatía del tipo lingüístico, en el que los seres pueden mantener una conversación compleja usando sus mentes, y por ultimo estaría la telepatía conceptual, en la cual, los seres pueden comunicar ideas o conceptos completos, englobados en un solo pensamiento, enviados y recibidos en un instante, tal cual fueron concebidos sin ningún tipo de contaminación, ni error en la interpretación.





Ejercicio Práctico

Todos somos telépatas, no se necesita ningún requisito ni añadir ninguna enseñanza o disciplina especial, solo constancia y paciencia. Todos somos buenos emisores y receptores, pero podemos probar como comienzo y elegir uno de los roles, emisor o receptor, y ver con cual de los dos nos sentimos mas cómodos y obtenemos mejores resultados. Es esencial iniciar estas prácticas con personas con las que tengas una mínima afinidad, la química sensorial, multiplicara nuestras posibilidades de éxito. También es importante armarse de paciencia, ya que los resultados pueden tardar en llegar.

Para empezar las dos personas que van a iniciar el ejercicio, deben iniciar la practica con la mente limpia y clara, deben evitar que sus problemas cotidianos interfieran en el ejercicio, nervios, prisas o compromisos, ya que las posibilidades de que obtengáis resultados positivos se verían mermadas, por ello, antes de empezar se puede hacer algún ejercicio de relajación y respiración, para poder concentrarnos mejor. Vamos a trabajar la telepatía visual, que es una de las más sencillas y se complementa perfectamente con la telepatía sensorial, durante los ejercicios serán ambas las que trabajaremos. Ya que el resultado será la suma de lo que sintamos y la imagen que nos llegue a nuestra mente.

Se puede comenzar con un ejercicio clásico de cartas Zener o con tarjetas en las que hayamos dibujado figuras geométricas no demasiado complejas. Realizaremos series en las que intentaremos establecer conexión mente a mente en al menos 40 o 50 ocasiones, de estas, debemos descartar los aciertos que sean inferiores al 10% que por norma, son pura estadística, una vez comencemos a superar la frontera de ese 10% estaremos realmente empezando a crear una conexión. Conseguir en esas primeras series, un porcentaje de aciertos superior al 15% ya es un logro. Podemos intercambiar los roles e ir viendo quien se adapta mejor, como emisor o bien como receptor, puede pasar y de hecho pasa, que ambos sean buenos en uno de los dos roles, no pasa nada, estamos preparados para ambas formas solo es cuestión de trabajo. También es importante que durante la realización del ejercicio demos prioridad a nuestros sentimientos, es esencial que aquello que sentimos prevalezca sobre lo que la lógica te dicte. En el momento de decidir que figura esta siendo emitida, el receptor debe optar por aquella que siente que llega a su mente, no la que la mente cree que ve el emisor, superar la barrera que dicta la lógica es esencial para concluir con éxito, por lo general solemos razonar nuestras decisiones y puede que en nuestras primeras series de prueba, este conflicto entre la razón y la intuición desbarate el resultado.

Tras haber probado con figuras geométricas, si estamos satisfechos con los resultados y existe buena comunicación entre ambas partes, podemos pasar al siguiente nivel, en el cual podremos elegir entre dos complejidades distintas, números o colores. Al existir un mayor numero de posibilidades (no mas de 9 o 10 colores o números) la complejidad aumenta y llegar al 10% ya es un logro, aquí el porcentaje estadístico es mas reducido y no seria mas allá del 5 o el 6 por ciento. Si esto nos parece pan comido y logramos buena comunicación, podemos complicar mas aun la prueba, con letras, palabras o la combinación de dos conceptos, palabras de colores o usar una baraja común (la del juego Uno, la francesa o la española, por ejemplo) o fichas de domino. Podemos complicarlo mas aun y elevar el nivel con imágenes, ya sean fotografías o cartas del tipo tarot. En el caso de la fotografía, el receptor debería describir mínimamente el contenido de la foto, esta prueba tendría mucho más valor, y el resultado seria mas puro, si el receptor no vio jamas esas fotos, lo que dejaría la estadística aparcada definitivamente y daría unos resultados puros de las capacidades telepáticas que albergamos.

He de apuntar que no debemos crearnos expectativas demasiado triunfalistas y que habrá días que los aciertos suban y otros en los que directamente no haya aciertos, el ambiente es esencial, el silencio, y aislarnos de elementos que puedan distraernos influirán en los resultados. Un ambiente medianamente aséptico y silencioso, lograra mantenernos concentrados y facilitaran los resultados positivos. Es importante hacer pequeños descansos entre serie y serie y no evaluar hasta que no se complete el ejercicio, para que no caigamos en el desanimo o en una auto confianza exagerada. Sean positivos o negativos los resultados no debemos caer en triunfalismos o derrotismos, ya que la mente es difícil controlarla, esto es un ejercicio básicamente sensorial y existen muchos factores que pueden provocar que la prueba triunfe o se estrelle.

Los niños serán con los que mas rápido consigamos resultados positivos, pero también son los que se cansan antes, por lo cual es difícil mantener su atención. Al principio mostrarán mucho interés y lo tomaran como un juego y los resultados se obtienen rápidamente, pero no podemos alargarlo demasiado, ya que ellos pierden la concentración igual de rápido que la consiguen. En adultos en cambio, dependerá mucho de lo intuitivos que sean, por lo general las mujeres logran mejores resultados que los hombres, este dato no es relevante, pero si demuestra que cuanto mas emocional eres, mejor comunicación obtienes.

Se puede realizar este ejercicio básico e irlo complicando según vayamos observando nuestros progresos, de todas las formas de comunicación telepática, la telepatía lingüística es la mas compleja, oír en nuestra mente al otro y lograr una conversación no es ni mucho menos sencillo, esto requiere disciplina y una gran aplicación practica entre ambos seres para lograr desarrollarla. Supongo que esa seria la forma idónea de comunicarnos ya que aunque se hablen distintas lenguas, el cerebro codifica perfectamente el mensaje y lograríamos entendernos sin importar nuestra lengua materna.

Os invito a que probéis este sencillo ejercicio y lo toméis como algo lúdico, sin esperar resultados milagrosos, tomarlo de forma deportiva y probar a ver. Si los resultados son óptimos intentar potenciar los ejercicios y ver hasta donde llega vuestro vinculo, no hay limites, el limite esta en nuestras mentes, solo es cuestión de probar y probar, y los resultados acaban llegando solos. Es una buena forma de despertar nuestra intuición y saber reconocer los sentimientos e identificar como nos hablan y que nos dicen.





1 comentario:

Comenta si lo deseas, respeta siempre las opiniones de los demás. Como administrador podre moderar si encuentro algún comentario fuera de tono o que considere irrespetuoso.
Por defecto se eliminara los comentarios que incluyan SPAM

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...