Orden Mundial Humano : Una utopía sobre una nueva Civilización.






Existe una lucha enconada por el nuevo orden mundial, unos por imponerlo y otros por evitarlo, conmigo ambos grupos están huérfanos, ya que esto no se trata de imponer una postura a nadie, si no de proponer una valida. Voy a intentar proponer, como debería ser un orden mundial humano y civilizado, según una visión propia y abierta, a que cada uno aporte su grano de arena. Esto es solo un deseo, algo a día de hoy difícil de lograr, que a buen seguro concuerda con lo que tiene en mente la gran mayoría de seres humanos. Este orden mundial, por llamarle de algún modo, no llegaría por la fuerza, ni se impondría, seria un ideal que se formaría por la unión de corazones, sentimientos y conciencias a nivel planetario, un orden natural de cómo debería haberse comportado el humano con el humano, como tendría que haber sido la historia y como debería haber quedado reflejada en los libros.

De entrada eliminaría el dinero, no lo necesitamos, el trabajo se haría por vocación de servicio y todos si excepción tendrían el suyo, un trabajo (que dejaría de llamarse así) enriquecedor  en el que ser útil y sentirse útil. Al no existir el dinero, no habría consumo, ni necesidad de competir para lograrlo, por lo tanto se erradicaría todo lo negativo que el dinero ha traído consigo desde que existe, corrupción, delincuencia, explotación, avaricia, esclavitud y una extensísima lista de problemas, que desaparecerían con la desaparición del intercambio de moneda. El trueque tampoco seria una opción ya que este denota intercambio de propiedades, y la propiedad debe de ser erradicada, nadie posee nada y todo es de todos.





Las fronteras tampoco existirían, el concepto ciudadano del mundo, seria literal, donde todos podrían disponer del planeta, para desarrollarse allí donde mas se adecue a su necesidad. No existiría el lugar de nacimiento como un lugar donde acotar tu personalidad y cerrarte en base a un territorio, y una única posibilidad, si no como un primer punto de origen. Por supuesto no existirían las banderas, desde que estos trapos existen, solo han existido conflictos. La tan cacareada bandera blanca de la paz, es la que mas manchas de sangre tiene, así que, es mejor no tener bandera, que tenerla, como excusa para matar.

No hay leyes, esa seria la única ley. Sin legislación no hay solapación de derechos y no hay injusticia o desigualdad. Nadie es más que nadie, nadie tiene más poder que nadie. No existiría la posesión material o propiedad, no habría jueces, ni cárceles. Al no existir la desigualdad que produce el dinero, no existiría la delincuencia. Los delitos violentos, son consecuencia de una educación inadecuada, en una sociedad enferma que provoca modelos paternos erróneos y situaciones de trauma, un ser educado en un entorno hostil, agresivo, violento o con una moralidad laxa y desatendida, provocara que todo ese ambiente acabe aflorando en ese ser, y quede reflejado en sus actos. No habría castigo a los errores, si no rectificación en el modelo de conducta. Pensar en un mundo libre, como el paraíso del delincuente, es mantener una mentalidad cerrada y un total desconocimiento en la capacidad y el sentimiento humano.

No hay gobierno. Desde que se pretende fundar una convivencia en igualdad, desde ese instante en que la conciencia dicte que nadie es mas que tú y tú no eres mas que nadie, cualquier forma de gobierno implica una imposición de voluntad, de parte de unos seres, sobre otros. Un planeta que es gobernado, lleva implícitamente puesta la marca de la desigualdad, esto no quiere decir anarquía, ya que la anarquía es un germen ideológico de laboratorio, fabricado para sembrar caos. Un orden planetario “sin gobierno” volvería al origen de la civilización, donde aquellos más sabios, con más experiencia o más sentido común, arbitraban sobre los pequeños conflictos que pudieran surgir, esto sin caer en el ordenamiento ni la legislación. Este orden mundial utópico se regiría por las leyes naturales que siempre le han negado al hombre, una leyes no escritas que están impresas en el universo y las cuales hacen que todo tenga un orden y un concierto. Un equilibrio social, en el que todos ayudan, a la vez que son ayudados, una red global de apoyo, que se gestiona sin necesidad de gestión o supervisión.






La tecnología solo tendría un propósito común, el progreso humano. Se prescindiría de toda tecnología que implique un sistema de control, sumisión o manipulación. La tecnología debe ser una herramienta que implique un apoyo y un mecanismo de progreso, la tecnología no debe ser una herramienta de control que implique que el ser humano no se desarrolle y crezca en libertad. La evolución tecnológica debe ir de la mano con la ética y la moral, el progreso y el crecimiento de la civilización debe ser su motor y cualquiera de sus avances debería ser repartido a todo el planeta. Al igual que la tecnología, la energía jugaría un mismo papel. La energía debe ser limpia, respetuosa con el medio y libre, todos tendrían un beneficio implícito en su consumo, sin tarifas, ni controles. Una energía al servicio del hombre y no al contrario.

Todo esto es solo una reflexión personal de un orden global natural y justo, en el que el ser humano se desarrollase según su capacidad en una comunidad adaptada a la necesidad de sus integrantes, una comunidad global que se desarrolle en conjunto con una meta y un objetivo común, el bien y el progreso de todos, totalmente contrario a lo que hoy sufrimos y que ha demostrado con creces que es un sistema repleto de taras y fallos, un error como civilización y un error como comunidad, que pretenda un mínimo progreso. Continuar intentando hacer avanzar un sistema que se nutre del odio y la desigualdad entre sus pueblos, es un esfuerzo y un gasto energético y de recursos humanos, verdaderamente inútil. Nada que se construya basado en los principios actuales puede acabar en buen puerto, la competitividad, el fraccionamiento ideológico y cultural, el fraccionamiento territorial y el fraccionamiento teológico, nos empujaran necesariamente a una medievalización de la sociedad, una edad oscura y confusa, llena de prejuicios y complejos. Un sentimiento de enanismo moral y ético, que provoque el auto conflicto y el desconocimiento mutuo.






Soy consciente del sentido utópico de una sociedad equilibrada, libre y concienciada, a día de hoy, pero creo que no imposible, entiendo perfectamente que cualquier demagogo de taberna podría tirar todo lo expuesto si apenas despeinarse, pero que clase de seres humanos seriamos si en el fondo de nuestro corazón, no albergara como mínimo la esperanza, de que la metástasis que hoy mantiene a este sistema, comatoso y vegetativo, en un estado eterno de letargo, muera definitivamente y entre todos podamos construir desde cero, un orden planetario, íntegramente humano.

Si de verdad todo esto lo crees imposible, es que ya te has dado por vencido, antes siquiera, de haber comenzado a luchar. Las utopías son la semilla que hace que germinen las grandes e improbables gestas. Una utopía bien plantada, puede provocar que aflore aquello que en un principio, parecía imposible. Toda posibilidad es inversamente proporcional, a nuestra capacidad para lograr lo que soñamos, y si no sueñas, no puedes decir estas vivo, si no luchas por lo que crees, pasaras por esta vida como un mero observador. Si vives solo para ver y no para actuar, es que no sabes lo que es vivir, no venimos a ver la vida, como si de una película se tratase, si no para que nuestros pequeños e insignificantes gestos, provoquen un chapoteo allí donde te encuentras y un tsunami en las conciencias de los que te rodean.

Tenemos que eliminar de nuestra mente el trabajo compensatorio, el tener que recibir algo a cambio de nuestro trabajo, para compensar el esfuerzo. Ese es el primer impedimento al que se enfrenta una sociedad enferma y moribunda, el trabajo no ha de ser recompensado, ya que no requerirá de un esfuerzo, no nos esforzaremos porque realizaremos tareas para las que estamos preparados y regalaremos ese don sin esperar nada a cambio, porque otros nos regalaran sus dones, nos regalaran su trabajo, su producción y su esfuerzo desinteresado, creando una red de trabajo solidario en el que todo terminara equilibrado y nadie quedara al margen, unos enseñaran, otros construirán, otros producirán, otros administraran, otros repararan y otros sanaran. Todos tendrán una ocupación y la recompensa será el fruto de ese trabajo fluido y solidario. Sin dinero, no hay competencia, no hay propiedad, todo es de todos según la necesidad que en cada momento nos sea precisa, nada de trueques, simplemente dar y recibir, en una constante fluidez, que cubra todo el espectro humano y no deje a nadie en desigualdad. Así es como funcionan las civilizaciones mas avanzadas y así es como tenemos que empezar a pensar, hasta que no eliminemos de nuestra mente todos los conceptos que denoten posesión, propiedad y recompensa, no podremos avanzar hacia la unidad y la humanidad continuará en un perpetuo estancamiento.







11 comentarios:

  1. Saludos en el amor y la luz del infinito creador.
    Un bello texto que comparto de principio afin. Ya no falta mucho, los dolores de parto planetario ya han empezado y llevaran a cada uno a su sitio.
    Amor y luz y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buen día! Me gustó mucho tu producción... Es muy bonita y sabía. Me gustaría que miraras una película que se llama Zeitgeist Moving Forward, que trata de un mundo MUY parecido al que vos planteás acá, y que nos da una interesante descripción de cómo podría ser nuestro mundo si realmente generaremos un activismo global para llevarlo a cabo... Te va a gustar! :-) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, vi hace tiempo esa película y no la tenia presente, solo plantee este tema porque ya es momento de construir algo nuevo y olvidarnos de todo lo viejo. Saludos.

      Eliminar
    2. El movimiento Zeitgeist viene dado por los mismos que quieren el NWO así que yo no quiero esa jaula dorada, pero sí quiero lo expuesto en el artículo.

      Eliminar
  3. Esa misma utopía llevo años soñando. Espero de corazón que vaya haciéndose realidad

    ResponderEliminar
  4. Aunque no estoy de acuerdo contigo en tu definición de ANARQUÍA, puesto que la verdadera ANARQUÍA es lo que tu planteas, voy en favor de este planteamiento. !SALUDOS¡

    ResponderEliminar
  5. Está todo muy bonito, claro, de película con final feliz... Pero el ASUNTO es pasar de lo que tenemos ahora mismo (gobiernos, leyes, fronteras, etc.), a algo parecido a lo que propones. Porque el problema no está en lo exterior, sino en lo interior: Por ejemplo, el problema no está en el dinero (es una simple herramienta, igual que un martillo), sino en el uso que se hace de él por parte del individuo (por no hablar de la usura), que tiene bastante que ver con todo lo que nos han contado sobre él desde que éramos pequeñitos.

    Lo dicho, para hacer algo realmente positivo (algo más que soñar, que no está mal), lo mejor sería empezar a pensar en CÓMO pasar (de una forma amorosa) de esta sociedad, a la que planteas. Por descontado que todos quisiéramos estar YA allí, pero resulta que estamos AQUÍ (aunque no nos haga ni pizca de gracia, jeje).

    Ese paso sólo se podría empezar a dar cuando TODOS tuviésemos otro estado de consciencia. Y ¿de qué manera podemos llegar a ese otro estado de consciencia? Esa es la cuestión, querido amigo Rubén...

    ¿Tú qué piensas al respecto?

    A propósito... ¿Has visto este video?

    https://www.youtube.com/watch?v=EuDot0NYuoc

    ResponderEliminar
  6. Ibas bien hasta que leí lo de anarquía = caos, esperaba más nivel por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes una idea romántica del anarquismo, este como el comunismo, el sindicalismo o el fascismo, son ideologías de laboratorio, diseñadas para el enfrentamiento, esos ISMOS son diseños sociales para la desigualdad social.
      esos ISMO son todos lo mISMO.

      Eliminar
  7. pero el progreso de la tecnología te refieres que va ligado a lo humano, sus valores y creatividad? o a una especie de industrialización otra vez, automatización, robots y todo eso? si es lo 1º ok.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El progreso humano tecnológico debe ser para el bien humano y el bien del ecosistema, respetando ambos.
      No soy muy amigo de los robotsy esos chismes.

      Eliminar

Comenta si lo deseas, respeta siempre las opiniones de los demás. Como administrador podre moderar si encuentro algún comentario fuera de tono o que considere irrespetuoso.
Por defecto se eliminara los comentarios que incluyan SPAM

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...