Reflexión Metafísica... 2


El Mal más puro, Satán, el adversario... Tantas etiquetas tiene como personas existen. Todas ellas forman parte de esta representación de lo contrario, en este espacio de experimentación que llamas vida. La dualidad nace de la ilusión de separación, y hay quien se zambulle en ese océano de contrariedad.

Lo contrario y lo invertido, es la huella dactilar de ese mal, a poco que seas consciente del patrón, acaba siendo sencillo detectar cuando algo nace desde lo más profundo de ese oscuro océano de podredumbre, o es algo natural, en consonancia con la creación.

Su razón de existir es el de ofrecer una simple opción de elección, una experimentación fallida, es el error o pecado, necesario para entender el mecanismo de elegir la opción correcta.

Esto es lo que reza la espiritualidad más ortodoxa extendida en el planeta. No es cuestión de luchar contra ella, sino de entender que solo es una representación ilusoria de algo que nunca podrá ser, ni estar (no trasciende o evoluciona), pero esto es la teoría, a la practica la cosa cambia y esa sensación ilusoria se vuelve realidad, cuando el dolor y el sufrimiento nos desgarra profundamente, creando trauma.

Personalmente soy bastante crítico con estos argumentos tan desprendidos y aislados de la realidad. La teoría puede que tenga un sentido puramente metafísico, pero no debería aislarnos de ese mal que nos mantiene inertes y en un perpetuo día nublado.

La verdad es que cuando alguien elige el modo de servicio a sí mismo, y se zambulle en el egoísmo más puro, se convierte en un activo muy voraz. Un depredador de tal calibre no descansa y nunca tiene suficiente, su total y absoluta desconexión, no le permite sentir (empatía), ni le permite ver ningún límite y no parara, tampoco hay forma de hacerle entender su error.

A estas personas que se abandonan a las formas de vida y obra más abyectas, que nuestra mente pueda ni siquiera imaginar, que personifican y dan forma al mal más puro y oscuro, siempre se les da la oportunidad de elegir, de rectificar y de compensar. Pero su oscuridad interior es tan alta, que están completamente ciegos, y como ocurre siempre, cuando te alejas tanto de tu Ser, es fácil perderse y olvidarse para siempre en esa ilusión.

Concienciarnos para comenzar a vivir sin dinero


El peor elemento de control que tiene este sistema, por encima incluso de la religión, es el dinero. El dinero nos esclaviza y nos corrompe, gracias a tener que lidiar con él, nos vemos obligados a pagar por todo, incluso por los recursos que el planeta dona gratuita y universalmente, como el agua, el alimento o la energía.

La usura impuesta a todo lo que representa estar vivo en este planeta es algo antinatural, y que va en contra de toda existencia, es una imposición que no puede demorarse más de desaparecer para siempre.

El dinero tiene tan controlada nuestra mente que no comprendemos la existencia sin él, nos es muy difícil imaginar siquiera como seria vivir sin depender de él.

A poco que lo intentes siempre te vendrá a la mente que siempre habrá alguien que intente e invente alguna forma de apropiarse de algún recurso y traficar con él.

Es por ello que el trueque jamás será una alternativa válida nunca. Siempre habrá alguna materia que se considere escasa y válida para crear un nuevo monopolio económico sobre el, volviendo a tener un 1% que controla al otro 99% es por ello, que los patrones económicos basados en metales como oro, plata, etc… solo pueden considerarse a futuro, como un simple tránsito hacia la desaparición total del dinero y el intercambio de bienes por servicios.

Todos los males que asolan y corrompen el alma humana, son causados por el dinero o la necesidad de él. No solo permite que haya élites, sino que toda la delincuencia y crimen organizado existe solo porque existe el dinero.

La desaparición del dinero de nuestras vidas haría que de entrada, no tuviera sentido delinquir, y traficar con recursos y seres vivos, crear guerras y provocar terror.  Desaparecería la banca y la usura, los impuestos, se reduciría la burocracia o desaparecería, el consumo desorbitado, y la necesidad absurda se evaporarían.

Ni que decir que no hay ricos ni pobres, porque las necesidades desaparecen, los lujos dejan de serlo, y las personas vuelven a un modo de vida más tradicional y sencillo donde competir y pisarle el cuello al prójimo ya no está dentro de sus mentes.

La producción y el uso de la tecnología, se reducen hasta los niveles lógicos de usabilidad, no hay obsolescencia programada, por lo que no existe la necesidad de cambiar toda la tecnología cada pocos meses. Solo se investiga y se produce aquello que suponga un avance para todos.

Todo esto está muy bien pero…

¿Cómo nos deshacemos del dinero?

Supongo que cada uno tendrá su propia opinión de como seria lo idóneo, para evitar desequilibrios en el tránsito de una necesidad exacerbada como la de ahora, a una desaparición total de la moneda sin que suponga un trauma o haya que lamentarse.

En mi humilde opinión para dejar de necesitar una herramienta como el dinero, hay que hacer como con cualquier otra herramienta, darnos cuenta y concienciarnos de que nuestra vida es mucho más fácil sin depender de ella.

Para lograrlo hay que fijarnos en lo que supone esa herramienta ahora en nuestras vidas. Para el 99,9% de la población de este planeta (incluyo los animales) es un bien escaso y de primera necesidad directa o indirectamente (los animales no lo necesitan, pero se ven afectados debido a los niveles de producción a los que se les somete).

Al tener que necesitar dinero para pagarlo todo, cada una de esas personas se ven obligadas a realizar tareas o acciones en contra de sus voluntades, para tener que cubrir sus necesidades más básicas y humanas.

Al ser una necesidad para todos, el primer paso que habría que dar seria precisamente el de eliminar esa necesidad. Ir inyectando dinero progresivamente a las personas, eliminando impuestos, subiendo salarios, reduciendo jornadas de trabajo, para así eliminar por completo el desempleo, manteniendo precios en artículos que no son de necesidad, y reduciendo el precio o eliminarlo directamente, a los bienes de primera necesidad.

Una vez las personas tengan más tiempo y más dinero, para sí y los suyos, eliminamos la competitividad agónica. Según se reduzca la necesidad económica, se reduce la necesidad de delinquir y la mayoría (por no decir el total) preferirá vivir en paz a tener que delinquir para conseguir un dinero al que tiene acceso fácil por la vía honrada.

Sin duda la obsolescencia económica llega por universalizar el dinero hasta tal punto que usar esta herramienta se vuelva un engorro y una complicación. Tomando cada persona conciencia así, de que es mejor retirarlo para siempre y vivir prescindiendo totalmente de él.

Una vez el dinero desaparezca de las vidas de cada Ser de este planeta, se podrá decir que somos libres por completo. No es algo difícil, ni aparatoso, lo orgánico y natural es no tener que usar una herramienta como es el dinero, para intercambiar un bien, para tener un techo, comida, agua, sanidad, energía…

No es una utopía es algo que se lograra irremediablemente se quiera o no, es algo de lo que tenemos que concienciarnos cuanto antes si de verdad queremos lograr una evolución espiritual completa, y una civilización que pueda salir y compartir con otros mundos.

Creer lo contrario solo nos retrasa y nos lastra aún más a tener que seguir alargando esta agonía que lleva demasiado tiempo estrangulándonos, y que hace que sea tan complejo y denso vivir aquí.

Imagina y crea tu propia forma de eliminar para todos la necesidad de depender del dinero, como lo eliminarías y cuáles serían los pasos a dar para lograr esta meta.

Toma conciencia de que esta cadena hay que quitársela ya, si queremos ser libres.






No des más poder a quien nunca lo tuvo


Nuestra capacidad de creer y confiar en otros, es inversamente proporcional a nuestra capacidad para creer y confiar en nosotros mismos. Desde este extraño y real principio que se da matemáticamente en todas las personas, emana la razón por la cual nuestro mundo está plagado de gente que saca provecho de la inocencia de otras.

La parasitación está ligada estrechamente a este principio. El parásito se pega allí donde el huésped no es capaz de llegar, al igual que la garrapata se instala donde el perro no es capaz de alcanzar físicamente, nuestra mente está plagada de barreras que impiden que lleguemos al parasito, sea etérico o sea encarnado.

Otro principio matemático, dice que cuanto más parasitado estas, menos estima te tienes, es por ello que cuanta más confianza en ti ganas, menos posibilidad tendrás de tener que preocuparte de este problema.

¿Por qué es tan importante?

Sencillo, cuanto más confías en ti, en tu capacidad de levantarte tras una caída, en tu fuerza de voluntad y más perseverancia tienes, menos expuesto estarás a la manipulación de otro, más criterio y más valores tendrás para sopesar y calcular cualquier intervención por parte de alguien extraño, y mayor defensa y fortaleza tendrás de cara a una posible implantación dogmática e ideológica en tu mente.

Fe y confianza son sinónimos, y es algo que debes tener en cuenta antes de depositarlos en ideas, creencias o personas. Igual que no abres tu corazón a la primera persona que llega a ti, no debes abrir tu mente a toda clase de información. Esta no es inocente y neutra, el conocimiento solo llega a través de la experiencia nunca a través de la información.

Encuentro hacia un bien común.




Lo que vas a leer es solo lo que yo quiero y deseo para todos los humanos sintientes de este planeta. Para todas las conciencias encarnadas, que desean lo mejor para su prójimo, que dentro de su interior alberga esperanza y buenos propósitos para un futuro próspero en el bien común.

Este texto no es un manifiesto, ni nace con la intención de crear ningún movimiento social que lo siga, no pretende ser un dogma, ni un programa político. Solo es un conjunto de ideas que surgen de la inquietud de alguien que trata de aportar algo, para hacer de su planeta un lugar más justo y ecuánime para todos los seres vivos que lo habitan.

Si bien esta es mi intención, no es menos cierto que no creo reflejar solo una inquietud propia, sino que todos los humanos conscientes o no de su realidad, han albergado alguna vez en sus mentes y sus corazones, propósitos, esperanzas y anhelos parecidos para el bien de todos, en algún momento de sus vidas, que sin dudarlo y si tuvieran la oportunidad no dudarían en rescatarlas de sus corazones y materializarlas.

Dejar claro que todas las conciencias que habitan el planeta Tierra son inocentes y que han sido víctimas directas, de prácticas de cuales muchos de ellos no son totalmente conscientes.

Que las personas han sido puestas en situaciones críticas contrarias a sus conciencias, empujadas por situaciones de supervivencia o necesidad extrema, impuesta por un sistema político y social, que nunca tuvo en cuenta el bien común, ni la estabilidad económica, social, cultural, mental, de conciencia y salud de las personas que viven bajo el yugo de ese sistema matriz que inconscientemente e injustamente sostienen.

Por tanto es de derecho culpar al sistema y aquellos que se benefician de él, en vez de culpar a toda la especie humana de todos los males que asolan el planeta. Declarando nula toda responsabilidad, cargo y culpa que desde generaciones se ha querido imponer al humano que habita la Tierra.

A partir de aquí se desarrollan unos puntos en los que humanos conscientes o no, albergamos una opinión y propósito común, como medio de convivencia futuro para toda la civilización que habita este planeta y desea convivir en armonía.

Queremos:

  • ·     Declarar nulos e inválidos todos certificados de nacimiento y partidas de bautismos, los cuales han sido usados sin nuestro consentimiento/conocimiento para que cada persona sea para el sistema y aquellos que se benefician de él, un recurso sobre el cual mercadean.
  • ·       A su vez las instituciones religiosas las cuales se erigen dueños de cuerpos y almas, reconozca la soberanía de cada Ser vivo, de lo contrario, estas instituciones quedan invalidadas y por defecto extintas.
  • ·     Invalidar y extinguir todos los contratos, leyes, normas, tasas, reglamentos y demás fórmulas que impiden ejercer soberanía a los pueblos y al conjunto de personas que habitan este planeta.
  • ·        Invalidar y extinguir toda propiedad privada sobre la tierra y sus recursos, ejercido por corporaciones, linajes de sangre, o cualquier tipo de título que impida a todo Ser vivo ejercer su derecho natural al acceso a la tierra y los recursos que el planeta nos ofrece.
  • ·   Tener derecho al alimento y al agua, al hogar, a la movilidad, y a la salud como necesidades básicas inherentes a cada ser vivo que habite este planeta de forma gratuita y universal, con el fin de acabar con la pobreza, la exclusión, la delincuencia, y la inmigración forzosa. Dejando a la voluntad de la persona la elección del lugar donde establecerse libremente.
  • ·      La desaparición de la industria que envenena nuestros alimentos, el agua, y el aire, y perjudica la salud de las personas y al planeta. La desaparición de las corporaciones y la tecnología que se usan para manipular el ADN de personas, animales y plantas.
  • ·       Formar un sistema económico que garantice el bien común, y permita a cada persona desarrollarse creativamente según sus propias inquietudes y medios, sin tener que cubrir una demanda laboral especifica que solo beneficia a una corporación.
  • ·   Crear un servicio de salud que garantice la sanación de la enfermedad y no el tratamiento crónico hasta el momento del deceso.
  • La extinción de sociedades secretas, grupos de poder, grupos ocultistas, que fomentan y propician la división, impiden el acceso al conocimiento, crean desequilibrios de poder, ofuscación del progreso colectivo, y patrocinan el crimen, la esclavitud, la sobreexplotación de personas y recursos, y han permitido y creado por siglos, causas que impulsen guerras y conflictos entre los pueblos.
  • ·    Eliminar la mercantilización y la fragmentación del conocimiento, universalizando el acceso al mismo. Eliminar todo tipo de restricción a la comunicación, así como fomentar la libre expresión.
  • ·       Liberación de patentes y tecnologías que supongan una mejora en la calidad de vida de cada ser vivo, y un progreso común e inocuo para el planeta. Eliminar los procesos productivos que empujen a un sistema consumista, competitivo e industrializado, que supongan esclavitud laboral, impida la conciliación familiar, y no aporte a la comunidad.


Estos pocos puntos son básicos y esenciales para todo ser humano que malvive e intenta dar lo mejor de sí a los suyos y su comunidad.

Se pueden añadir más, se puede mejorar cada punto, pero solo se pretende crear conciencia de lo que la mayoría de personas ansían lograr de cara a conseguir de este mundo, un lugar verdaderamente habitable para todos, un planeta al que poder llamarle hogar.

Espero que este texto sea leído con total respeto y neutralidad, ya sea si estas en contra o a favor del mismo. También deseo que sea tomado en cuenta como una petición de una conciencia, no como la idea de una persona.

Reflexiones Metafísicas...



Si bien la filosofía trata de profundizar en el pensamiento humano, y responder sus dudas existenciales, así como analizar y reflexionar sobre la sociedad en la que vive, tratando de encajar todo en un conjunto. La metafísica va mas allá y llega donde la filosofía no es capaz de responder ninguna de las cuestiones que plantea.

Es por ello que la filosofía es una cátedra universitaria, ya que su éxito como herramienta radica en su fracaso existencial, cuando es incapaz de responder ninguna de sus cuestiones, ni dar sentido a la existencia del Ser.

La filosofía murió cuando fue institucionalizada, diplomada y doctorada. El pensamiento reflexivo profundo huyo de la mente del hombre de su tiempo, y recayó en un despacho, y un diploma colgado de una pared. Solo se es filosofo si la industria de la cátedra así te etiqueta, y si el pago de las correspondientes tasas así lo certifica.

La metafísica nació para ir más allá (meta) y responder todas esas cuestiones que la filosofía enraizada en la mente y la razón pura no lograba. La metafísica tuvo la suerte de quedar denostada, y quedarse únicamente como un reducto edulcorado de tarotistas y espiritistas. El quedar libre de cátedra institucionalizada, le permitió que aun todo aquel que busque repuestas no tenga unos raíles por los que circular, y pueda libremente dar rienda suelta a su conciencia, sin necesidad de una diplomatura o un doctorado.

Aun habrá quien crea que la metafísica solo es un ecosistema donde viven seres mitológicos, ángeles, y espíritus elementales, pero esto solo es una malformación de la esencia raíz de esta disciplina (si es que se puede denominar así).

Englobar y encajar, todas las piezas físicas, mentales y espirituales del hombre, su lugar en el cosmos, su principio, su medio y su final, como existencia y como experiencia, y encajarlo en su clima social, cultural, y natural, es metafísica.

Hipnosis Regresiva, o eso dicen que hacen…


La hipnosis regresiva ha visto ampliada su popularidad en los últimos años, debido a la viralización de medios como YouTube para exponer esta técnica como un método eficaz para reparar traumas, remover implantes, o detectar drenajes energéticos.

Sin menospreciar esta herramienta que tiene validez científica demostrada, lo cierto es que la popularización que ha sufrido haya abierto la veda para que gran cantidad de desaprensivos estén montando su negocio a costa de la ignorancia del público en general.

Con la hipnosis regresiva ha sucedido como sucedió con la lectura de registros akashicos, con el Reiki, las constelaciones familiares, y un largo etcétera de herramientas que fueron contaminadas por la nueva era, y posteriormente muchos desaprensivos quisieron hacer “el agosto” a costa de muchos confiados, que se dejaban sus ahorros buscando soluciones que jamás consiguieron (salvo que ellos así lo creyeran). Siendo relativamente fácil encontrar de pronto a cualquiera que se dedique a realizar cualquiera de estas técnicas en cualquier lado.

Lo cierto es que la gente deposita su confianza y su dinero (duramente ganado) y nadie da garantías de lo que le ofrecen vaya a tener ningún efecto. La hipnosis regresiva es una herramienta usada por psicólogos (y no todos están preparados y formados para realizarla) para liberar traumas, miedos o bloqueos de memoria, como dije, efectiva y con resultados positivos.

Pero qué garantías hay, cuando la hace alguien que en el mejor de los casos se pone hacer regresiones con la única formación de haberse sometido antes a una, o haber visto unos cuantos vídeos en YouTube.

¿Quién regula esto y quien certifica que lo que se me ofrece es lo que recibo? ¿Realmente hay garantía o prueba científica, que lo justifique? puesto que es una herramienta basada en ciencia, la misma ciencia debe ser quien de las pruebas de que lo que ha ocurrido en sesión, ha tenido un resultado medible o físicamente real.

No hay instrumentación, y no existe nada que pruebe o certifique nada de lo que se expone, todo queda en algo subjetivo, y apoyado en el condicionamiento mental del que se somete a esta comedia, ya que no puede ser considerado método.

Para ser considerado mínimamente legítimo, ninguna de las partes se debe conocer, el paciente no debe ir condicionado por sesiones previas, no se debe experimentar ni buscar información en una primera y única sesión, se debería cotejar el resultado de la sesión con la información real de la persona, se debería ir paso a paso e ir profundizando poco a poco hasta dar con la raíz o causa del problema inconsciente, realizando las sesiones que fueran precisas hasta dar con la causa.

Disidencia, Insurgencia, Divergencia, Convergencia…



Estos términos pueden traernos a la memoria libros o películas para adolescentes, pero reflejan perfectamente las etapas que pasamos al despertar a la falsedad del sistema, y la progresiva toma de conciencia, o lo que conocemos como “el camino”.

Son etapas vividas en silencio y casi siempre en solitario, o como mucho volcadas en redes sociales, vividas desde la incomprensión y la ojiplatica sociedad, que nos ve como bichos raros, la cual no duda, y no se replantea nada en absoluto, vive en modo “piloto automático” como autómatas.

De algún modo, algo colapsa en nosotros y empezamos a salirnos de la tangente, tras ese primer shock, que muchos identificamos como despertar y un periodo de duelo, en el que es necesario despedirse de esa persona inmersa en el sistema que fuimos, y que sin saber cómo, nace a una nueva forma de percibir y sentir, algo que confronta y descoloca, y no impulsa a querer volver a agarrarnos a algo, que nos de seguridad.

Estas etapas son importantes y aunque puedan ser relacionadas algunas con actos violentos (por que así nos fueron vendidas), esa no es la motivación, o el significado que voy a plantear a continuación.

Disidente

Una persona disidente comienza a replantearse sus creencias, a no estar conforme con lo generalmente aceptado, o lo políticamente correcto. Piensa distinto, cree distinto, y sobre todo no se identificas con la masa. Comienza a tener un sentido común más afilado, y un sentido crítico más agudo. Aún le queda mucho que expurgar y limpiar en sí mismo, pero ya no hay vuelta atrás, querrá saber más, y querrá ver hasta dónde llega todo.

Otros tardan más en trascender esta etapa ya que convierten este estado en su propio dogma de fe.

Insurgente

Es la etapa proactiva, tratas de concienciar a los demás, de despertarlos, buscas a otros como tú, y buscas grupos en los que compartir y descargar tus sensaciones e inquietudes. Eres un rebelde y estas convencido de que esas en lo correcto, pero te das de bruces con la incomprensión y la incoherencia del resto de lo  que te rodea. Pasas  por alto muchas precauciones y por lo general te estrellas una y otra vez con el mismo muro, esta etapa es breve.

Al igual que en la anterior, quien no trasciende esta etapa, se vuelve proselitista y trata de comerle el coco a todos los que le rodean, busca tener la razón a toda costa y sobre todo, mucho reconocimiento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...