Reflexión sobre la Ascensión.



La Ascensión es el fin de la realidad tal y como la percibimos, es el final del sistema tal como nos fue impuesto, pero también es volver. Ascensión es una etiqueta que ha sido muy manoseada, sobre todo para desinformar y confundir.

El nombre de este humilde blog, es un reflejo de esa misma ascensión según figura en la biblia, donde se define “cosecha” el regreso de los “justos” al hogar, o sea, la ascensión de una densidad baja, a una más elevada, mas armónica y menos artificial, lo que hoy conocemos como “salir de la Matrix”, por tanto cosecha de almas y salir de la Matrix, viene a ser lo mismo, la ascensión.

Es cierto que, la nueva era y las corrientes que surgieron en su periferia, pervirtieron mucho este concepto, las canalizaciones de maestros ascendidos no ayudaron nada, y aportaron menos, los contactados embarraron más aun, dándole un sesgo casi religioso, el cómo se programaron las meditaciones para ascender, y el modo encorsetado en que se enseñaron, impidieron a mucha gente descubrirse por sí mismos, e ir escuchándose para que fueran hallando lo correcto por sus propios medios.

El error magno, fue tratarlos como los trato la religión, como a bebes espirituales, en vez de, como a Seres responsables en proceso y aprendizaje. Esta diferencia es vital, ya que muchos aún están buscando algo que ya tienen, y otros están desengañados y resentidos, pensando que todo está pervertido y solo existe una inmensa conspiración que trata de atraparlos de nuevo.

Este juego ha conseguido que persista la desunión, y se conviva en continuo desconfío. Es un proceso del aprendizaje más lento y un camino por tanto, más largo. Pasar de la Fe ciega, a la total desconfianza, cierra el corazón y aísla. Es un problema, pero la desprogramación natural y el proceso orgánico de cada Ser acaba por recuperar su esencia, y finalmente es solo cuestión de tiempo.

La alimentación correcta la dicta tu conciencia.




Uno de los primeros textos que publique decía que debíamos alimentarnos según dictase nuestra conciencia. Nunca quise hacer ningún tipo de proselitismo, ni decir a nadie lo que debe o no debe hacer, comer, o como vivir, cada Ser lleva su proceso interno individual de un modo, y hay que respetar sus elecciones hasta sus últimas consecuencias, nos guste o no.

Cada vida está sujeta a eventos, circunstancias ambientales, y conflictos internos, que hacen que avanzar casi sea una tarea titánica, por lo tanto no podemos ponernos en plan “padre” cuando no sabemos lo que cada Ser ha tenido que vivir para llegar a donde está, y la situación en la que se encuentra.

Esto es lo primero que debemos tomar en cuenta, como esta ese Ser y como se encuentra, que le paso para llegar a ser como es, y como está lidiando con su propio proceso, como está caminando su propio camino, es lo verdaderamente importante.

Me ha entristecido profundamente siempre, ver como unos se enfrentan a otros, por lo que comen, o por lo que consumen. Cada alma lleva un gradiente individual, muy distinto al nuestro. No podemos sentirnos superiores por haber llegado “supuestamente” a un grado de comprensión, o de información.

Si para defender tus creencias, estas precisan de enfrentamiento, estas en el camino incorrecto.

Si para enseñar a otro utilizas el menosprecio y aires de superioridad, quizá tu grado de conciencia sea más pequeño de lo que crees, y no te diste cuenta, a pesar de la cantidad ingente de información y datos que manejas. La ignorancia no está reñida con la conciencia, por mucho que creas lo contrario.

Ahora nos toca a Nosotros.



Siempre me mostré en contra de las canalizaciones, fui de los primeros en alertar sobre los peligros que conlleva engancharse a estos modos de informarse. Consideraba, y sigo opinando igual, que las canalizaciones son una intromisión a nuestro libre albedrío, ya que ninguna de ellas ha sido tomadas como una fuente que opina (…), sino que la intención original, siempre fue insertar doctrina y devoción. Crear un rebaño durmiente que siguiera el mantra del “si amo”.

Las personas se agarran a cualquier cosa que tenga un tinte “divino” o “extraterrestre” (es cierto que estamos programados para delegar en un “ser superior”, en vez de empoderarnos y responsabilizarnos), y rápidamente se crea pensamiento sectario, y se toma al canalizador como a un “tocado” o elegido, este se acaba creyendo su papel y se convierte en un tirano. Se ha repetido tantas veces este rol entre los contactados, que desde la fiebre nueva era del hipismo donde comenzaron a salir, y quizás más aún en el pre 2012, que aparecieron como setas.

Estos contactados/canalizadores hicieron de su fuente, un modelo de negocio. Se adueñaron de la verdad, se rodearon de adoradores y pelotas, y llenaron sus bolsillos montando un circo ambulante, viajando por doquier estafando a incautos llenando sus mentes de PNL y creencias absurdas.

Siempre dude (por sentido común) de la autenticidad de todo esto, ya que si tienes un contacto legitimo con alguien de fuera, que quiere el bien de la humanidad, y el despertar de sus conciencias, no consentiría que se montase un chiringuito playero a consta de su reputación, mermando no solo su intento de ayuda al humano, sino que como ocurría y ocurre (cada vez menos), las personas no despiertan, solo creen fanáticamente, quedando sus conciencias en letargo.

Con el tiempo y la experiencia, cualquiera es capaz de detectar un contacto falso o una canalización ilegitima (el 99% lo son). De entrada, el análisis de la información que dan la mayoría de los contactados es insustancial, repleto de vaguedades, eventos futuros que nunca suceden, lenguaje pseudo religioso, poco claro y lleno de programación. Esto estuvo sucediendo durante décadas, y apoco que rascabas, veías en todos ellos la sombra alargada de la orden jesuita, queriendo controlar desesperadamente el despertar de conciencia legítimo de miles de personas.

¿Qué nos depara el futuro?


Hay muchas formas de especular sobre lo que venga en el futuro humano, hay muchos que se han aventurado hacer su propio análisis basados en los distintos baremos que otorga los rangos de la evolución económica, tecnológica o social de nuestra especie, pero todos no han sabido salirse del corsé mental de lo que existe y es ahora valido para el sistema, sin tomar en cuenta un cambio de paradigma o un cambio de conciencia, dos variables importantísimas, que para la ciencia y el sistema de creencias establecido no existen.

Es innegable que hemos llegado a un punto de no retorno, y estamos muy próximos al colapso. Este sistema tal y como fue concebido ha fracasado y estamos a punto de dar un cambio tan drástico que no sería exagerar si se le llamase apocalipsis.


EL PRESENTE

Esto que veras a continuación es lo que tenemos ahora, las causas de nuestro mal, acomodarse y aceptar un sistema de vida corrupto y enfermo, y no hacer nada para cambiarlo es ciertamente preocupante.


DINERO

El dinero es un sistema de control social y mental, la existencia del dinero no tiene ningún sentido y hacer un análisis de futuro sin eliminar el dinero de la ecuación es fracasar, puesto que esta herramienta es la responsable del colapso del sistema, no solo del actual, sino de todos los que fracasaron en el pasado. Da igual el patrón que rija el dinero, ni en que este basado la valorización de la moneda, siempre habrá un momento de colapso y de fracaso sistémico.

Una civilización que siga utilizando dinero está condenada al fracaso y hasta que no haya una concienciación de esto, no un habrá avance cualitativo. El dinero es el responsable de la desigualdad y el desequilibrio social, es el responsable de la creación de clases y ciudadanos de diferentes castas, es el responsable de la pobreza  y la enfermedad, es el responsable de la delincuencia y la creación de mafias que la sustentan, es el responsable de la destrucción del ecosistema natural del planeta, es el responsable de la creación de guerras, y de la existencia de intereses ocultos, conspiraciones, ausencia de soberanía y control de masas.

RELIGIÓN

Un sistema de control que mantiene una desconexión férrea del sentimiento espiritual, que canaliza todo anhelo y cuestionamiento, sobre lo que no se ve, pero se intuye, generando una creencia completamente falsa sobre lo que no se ve o se intuye. Da igual el tipo de religión, el dios que adore, la liturgia que practique, los dogmas que prediquen o las escrituras que lean, todas son lo mismo y todas son falsas.

La religión es la responsable del enfrentamiento histórico, es la responsable de la desconexión espiritual y la desconcienciación del hombre, es la responsable de la falsa necesidad de redención, salvación, expiación... Es la responsable de generar miedo y culpa, y es la responsable de toda la oscuridad que habita en el humano.

POLÍTICA

Todos los sistemas de gestión política que nos han alumbrado en la historia, han sido basados en sistemas piramidales, en los cuales unos pocos tenían el poder y gestionaban sus propios intereses en contra del bien común. Esto ha sido siempre así independientemente de la etiqueta que se le haya puesto (monarquía, feudalismo, democracia…). La existencia de una élite o casta superior que se reparte el planeta y sus materias primas, ha sido la causa de todo mal. A su vez este reparto de territorios de esta élite ha generado la creación de fronteras, el enfrentamiento entre territorios por la apropiación de materias primas, y ha fomentado la creación de distintas lenguas, culturas, y formas de entender el sentimiento de arraigo a la tierra, que provoca desunión entre miembros de una misma especie.

Es la responsable de la creación de nacionalismos absurdos, es la responsable de la diferenciación de raza y la generación de odio entre ellas, es la responsable de la esclavización humana, es la responsable también de la creación de guerras y conflictos ideológicos, y es  la responsable de a fragmentación territorial basada en un sistema de granja dentro de granja.

TRABAJO

La organización del trabajo basado únicamente en un sistema productivo, en el que prima el interés propio sobre el bien común, y se usa la mano de obra como un recurso y no como una forma de progreso, es otro de los sistemas de control y otro de los canceres de esta civilización. Este sistema de trabajo asalariado que es solo el remanente maquillado de los antiguos comercios de esclavos. Los recursos humanos de las empresas no son más que un mercado de esclavos de unas corporaciones las cuales con el paso de los siglos sustituyeron la bolsita de sal por un papel llamado nómina.

Este sistema de trabajo basado en producción/consumo, es el responsable de los flujos migratorios, es el responsable la fuga de cerebros, es el responsable de la marginalidad social, y es el responsable de la obsolescencia humana.

TECNOLOGÍA

El hito del progreso tecnológico solo ha servido para sustentar más aun los sistemas de control existentes, y para crear nuevas herramientas necesarias para aumentar la producción, y por ultimo (en un futuro) eliminar mano de obra humana. La tecnología de consumo por el contrario no ha mejorado la vida de las personas, ha creado un ecosistema social en el que el humano ya no puede ser catalogado de ese modo, ya que no se rige por esos valores que lo representaba, sino en la apatía, en la insatisfacción, la mediocridad, la apariencia y el esnobismo existencial. Las redes sociales dejaron de serlo, cuando se convirtieron en flujos de falsedad y odio indiscriminado, convirtiendo la mentira en una nueva moneda de cambio e internet en su escaparate propagandístico.

La tecnología enfocada en el modelo de producción/consumo es la responsable la destrucción de empleo imparable, es responsable de exclusión social de la juventud, es la responsable de la proliferación de ingenierías sociales y modelos de control mental de masas, es responsable de un modo de vida vacío y sin metas existenciales, es responsable de la amoralidad y la antinaturalidad humana, y es responsable de la aceptación de distopias transgénico y transhumano.
Estos cinco puntos son los cinco pilares los cuales confluyen en una única causa, ya que todos conviven entrelazados y no tienen sentido por separado.

Balance de Fuerzas o Principio de Compensación y Re-equilibrado.





Existe un principio universal en el que la norma que se cumple, es que toda frecuencia debe estar dentro de un equilibrio. Todo tiende a estar mediado, para que sea viable y pueda ser experimentada (vivida) y evitar así un posible colapso por cualquier variación brusca de frecuencias. Por la misma razón, que la vida muy extremada tiende a colapsarse, es por ello que existe la polaridad. Dos posiciones contrarias las cuales cada uno vuelca su polo hacia su extremo, y un centro que compensa estas fuerzas.

El pensamiento dual en el que todo, o es malo o es bueno, tiende a llevarnos al extremo, peor aun cuando el egoísmo imperante y el relativismo moral, empuja a toda persona hacia lo más extremo se su personalidad.

Finalmente todo queda en una nebulosa ambigua en el que cada uno hace lo que le conviene, como y cuando le conviene, sin pensar nunca en las consecuencias, ni en el daño que produce a otros.

Lo que nadie toma en cuenta es el sentimiento de justicia que vive innato en un Ser. Todo los Seres albergan en su interior, los valores que dicta su conciencia, de los cuales no pueden escapar, ni eludir. El sentido de verdad y de justicia está muy marcado en alguien concienciado, y tiene muy claro lo que es justo o no, sin necesidad que lo describa una ley hecha por el hombre, y lo aplique un juez.

Cada conciencia es su propio juez, y este es implacable. No tolera la injusticia y la mentira, y aplica su sentencia a través de nosotros mismos, haciéndonos sentir culpables cuando realmente lo somos y nos empuja a resarcir el daño, cuando realmente somos responsables de ello.

El modo de vida puramente egoísta en el que solo importa satisfacer nuestros bajos instintos, ganar, tener la razón y salirnos con la nuestra a toda costa, sin importar el precio o la consecuencia, es completamente cegador y nos aleja por completo de la conciencia.

Es bien sabido que cuanto más nos adentramos en este oscuro sendero de la autosatisfacción, más conciencia perdemos y más posibilidades albergamos de alejarnos demasiado, hasta incluso quedar completamente desconectados de la fuente. Este es un precio demasiado alto por una nimias “satisfacciones” físicas.

No existen jueces que juzguen el daño moral, el perjuicio emocional, o las cicatrices que dejan los traumas, tampoco hay policía que lo persiga y lo sancione. Por eso la gente hace daño deliberado, porque creen que huirán sin juicio, se escabullirán sin sentencia, y eludirá la pena, pero no es así.

La conciencia y el entorno en el que vivimos tienden a promediarlo todo, es por eso que si alguien recibe un daño moral, aquel que infringe el daño recibirá su contraparte. No hay un edicto o notificación que nos indique que el daño recibido ha sido compensado, y resarcido, pero esto irremediablemente se lleva a efecto.

El sentido de justicia que nos han inculcado las leyes de los hombres, basado en un sistema penal carcelario, y una vida basada en la premura y lo inmediato,  hace que nos cueste entender como todo finalmente queda promediado y a cada uno le llega lo que se merece.

No hay peor cárcel que la que no tiene barrotes, de la cual no sabes cómo escapar, de eso sabemos todos lo suficiente. La mente y el cuerpo pueden ser la peor cárcel para un humano egoísta que no tiene escrúpulos y embauca, miente, manipula y obliga a los demás.


Nadie se va con nada de nadie y todos reciben lo que es justo.

Por qué el Ser Humano finalmente será Libre.



Hace algo más de cuatro años publique una reflexión la cual aún suscribo palabra por palabra titulada “Porqué no habrá Nuevo Orden Mundial en la Tierra”. En aquel entonces, aquello fue tomado como algo ingenuo, pero lo cierto es que contenía una importante arma, un recurso para desestabilizar el sistema desde nuestra propia voluntad.

En aquel entonces la obsesión se centraba en la conspiración, la simbología del cabal y sus agendas para eliminar la población, y asentar el transhumanismo como un cimiento moral en la sociedad. Esto aún hoy sigue dando un agónico avance, ya que solo la población durmiente presta atención a esa Hydra de varias cabezas, que se arrastra y se agita violentamente a pesar de estar sentenciada a morir.

En ese texto remarcaba la importancia de donde y a que, prestábamos nuestra atención. Y esa herramienta aún sigue ahí disponible para que la usemos lo más responsablemente posible.

Aun hoy la mayoría de los Seres informados, que saben y conocen todo sobre el Cabal, su agenda, como lo infiltran en los medios, como usan las tecnologías de proyectos negros para utilizarlas contra ellos, y como detrás de ese Cabal, se hayan grupos exógenos e inteligencia artificial, ha provocado que esos Seres pongan su atención en eso constantemente, quedándose cómo polillas ante una lámpara, revoloteando sin ton ni son, sin lograr nada, ni avanzar nada.

He comprobado cómo se ha creado un dogma en estas personas, como han tomado toda esta información, y se han formado una creencia casi religiosa, donde ellos aún siguen formando parte del mismo rol victimista, en el cual se sienten impotentes ante tamaño despliegue, y siguen sin entender, que todo ello se debe al potencial tan importante e imponente que albergan.

La estima y el amor que sienten por si mismos es tan bajo, que se acostumbraron a ser él bebé indefenso e incapaz, que se creen que son. Su zona de confort siendo víctimas, les hace creer que no son capaces de luchar y vencer, siguen dándose excusas baratas para no hacer nada y continuar sus vidas cargando con la cruz.

Saber que somos monitoreados, e implantados con tecnologías etéricas, tampoco los espoleo, saber que esto existe desde hace miles de años y que los viejos gnósticos (que fuimos nosotros mismos) ya hablaban de este sistema de control, de arcontes y demiurgos… No provoco deseos de liberarse de la esclavitud extrañamente, sino que esto se tomó como algo más a sumar a sus impotencias y sus victimismos crónicos.

Si eres esclavo dale al “like”


Solo si tienes la certeza de cuál es tu situación puedes hacer algo para cambiarla.


Ese es el principio de todo, si uno como Ser sigue albergando en lo más arraigado de sí mismo, que el lugar y la función que ocupa en el mundo es la correcta, jamás hará nada por cambiarlo.

Hay un elefante en la sala y nadie parece querer verlo, nadie quiere reconocer que es un esclavo, pero la realidad es que lo es.

Quizás el termino parezca demasiado extremo, pero es el término que más se ajusta a la realidad. La noción que tenemos de lo que es un esclavo nos llega de las películas. Hombres que son obligados a trabajar a golpe de látigo, hacinados, y vestidos con apenas unos harapos, mugrientos y sudorosos.

La otra referencia cercana es la de los campos de concentración que distintos regímenes dictatoriales crearon.

Nuestro ego no soporta que le comparen con eso, y consideran su trabajo mal remunerado, una simple “situación laboral” fruto de la mala suerte o de unas malas decisiones en su pasado (hay muchas formas de echar balones fuera). Puesto que existen sindicatos obreros (¿alguien sabe para qué sirven?), convenios colectivos, normativas reguladoras, contratos, nominas…

Nadie ve en esto un circuito cerrado, algo así como un corral sin muros, al fin y al cabo no hay mejor esclavo que aquel que cree no serlo, y la gente solo ve una lucha obrera, y unos empresarios egoístas.

Es inútil seguir engañándose, lo cierto es que eres esclavo, y encima estas agradecido por tener trabajo y poder pagar la letras de tu casa, tu coche, tu smarthphone, la luz, el agua, internet, tu ropa de marca y tu comida de anuncio.

El modelo de vida occidental, es el del esclavo agradecido, blandengue y amoral, que pelotea a su jefe y pisotea a su compañero.

Estos son los esclavos que más promocionan y que mejor futuro tienen, porque no solo son esclavos agradecidos, sino que son esclavos traidores. Perfectos caniches para que acaricie el amo.

Qué clase de pueblo consiente esto, y construye su futuro regando con su sudor y su vida, una civilización basada en falsas necesidades y likes…

Este orden caerá por sí solo, por amoral y por ser un intento iracundo de destruir al Ser humano. Un Ser humano que está destinado a desaparecer por consentir.

La sociedad vacua y si valores que premia la mediocridad, y la rebeldía reprimida, nos vende la esclavitud como un modo de vida, y la depredación como el “sueño americano” del triunfo en el que solo el más fuerte logra el éxito, pero en realidad solo el más psicópata lo consigue.
Cuanta menos empatía, mejor, cuanto menos te importe tu prójimo mejor, cuanto menos moral tengas mejor, cuanto más estés dispuesto a denigrarte mejor…
Esto no termina, porque cuanto más lejos estés dispuesto a llegar para lograr el triunfo y la fama, mejor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...